Tanabata (七夕), la reunión de los amantes

___

___

El siete de julio en Japón se celebra la fiesta de Tanabata, aunque el auténtico día de celebración debería ser el séptimo día del séptimo mes del calendario lunisolar japonés. Esto es así por el motivo de la celebración que es la reunión de los dioses Orihime (織姫), la estrella Vega, y Hikoboshi (彦星), la estrella Altair. Evidentemente, el día de máximo acercamiento de estas dos estrellas no coincide con el siete de julio, de hecho cae casi siempre en agosto, pero ahora se celebra mayoritariamente este día.

___

La fiesta de Tanabata, al igual que la fiesta china de Qi xi, está basada en la leyenda de la princesa y el pastor. La leyenda dice que Orihime, hija del Rey de los Cielos, tejía telas muy hermosas que complacían mucho a su padre, pero estaba tan ocupada que no podía conocer a ningún chico. Así, el Rey de los Cielos le presentó a un pastor del otro lado del río Ama (天の川: el río del cielo, que es el nombre japonés de la Vía Láctea). Orihime y Hikoboshi se enamoraron y se casaron, lo que al poco tiempo hizo que ambos descuidaran sus tareas. Por eso el Rey de los Cielos, que ya no tenía las telas magníficas de Orihime, los condenó a separarse y no verse nunca más. Orihime quedó desolada y con su llanto conmovió a su padre que accedió a que se pudieran ver una vez al año: el séptimo día del séptimo mes. Pero cuando se acercaron, se dieron cuenta de que no había ningún puente en el río Ama. En ese momento, al ver a los amantes tan desgraciados, un grupo de urracas se ofreció a hacer un puente con sus alas para Orihime. Desde aquel día, las urracas vuelven a hacer el puente, siempre que no llueva.

___

En Tanabata la gente cuelga deseos escritos en tiras de papel de los árboles de bambú, y como las urracas no vienen si llueve, los niños de Japón hacen el día antes numerosos teru teru bozu, para pedir que haga sol.

___

Leave a Reply

Licencia Creative Commons
Nipponario en FB
Sigue al autor

Categorías
Archivos